solomujeresmlizz

El mundo es abundante

October 31, 2017 Comments Off on El mundo es abundante
Por: Lizzette Diaz

No hay nada más cierto que la abundancia que nos ofrece el mundo. La naturaleza nos regala de todo, todos los días, en cantidades abrumantes y, sin embargo, nosotros nos hemos dedicado a cultivar la escasez en nuestra mente y corazones. Ya sea por nuestro entorno, por el lugar donde nacimos, por la situación económica en la que nos criamos o simplemente por un arraigo cultural, los adultos vivimos pensamos en lo poco que tenemos, no en lo mucho que se nos ha regalado, por eso el mundo es como es, pues no importa cuánto dinero tengamos en el banco, cuan exitoso seamos o qué tan saludable estemos, la sensación de que podamos quedarnos sin nada de un momento a otro, es lo que nos quita la paz mental, nos vuelve egoístas y nos impide compartir en abundancia nuestras bendiciones.

Los grandes males de los seres humanos se derivan precisamente de estos sentimientos de pobreza, que no tienen nada que ver con el dinero. Aprender sobre el tema, es quizás uno de los retos más grandes que he enfrentado en los últimos años de mi vida. Desprendernos desde el corazón, no resulta sencillo, sobre todo si hemos sido criados bajo el viejo refrán que dice “el que da lo que tiene a pedir se queda” y bajo esa premisa es muy complicado pensar en compartir sinceramente y si a eso se le suman las lecciones que nos da la vida, de la que gente que de una u otra manera se ha aprovechado de nosotros, entonces la desconfianza se convierte en nuestra aliada de vida.

No obstante, la naturaleza sigue demostrándonos que no importa cuánto nosotros abusemos de ella, desperdiciemos, botemos o nos apoderemos, ella sigue dándonos en abundancia. ¿Por qué hablar de eso hoy? Porque de vez en cuando es bueno recordar que estamos en un país rico -en recursos y oportunidades- y que, aunque nosotros tengamos pensamientos mezquinos, aquí hay para todos. No vale la pena llenar nuestros corazones de rabia, de impotencia o soberbia, cuando alguien hace lo que hacemos nosotros; que otra persona tenga nuestra visión y decida luchas por sus sueños, aunque nosotros creamos que están usurpando los nuestros; que nos creamos los dueños de nuestro oficio y que señalemos a otros que están trabajando por ellos también. Este país es gigante, hay oportunidades para todo el mundo. Debemos aprender de la sabia y abundante naturaleza, que no escatima en dar, simplemente nos regala cosas maravillosas diariamente, aunque sinceramente ni siquiera lo merezcamos. Hay que dejar ser. Los buenos lograran sus metas, los que copian las ideas, se enfrentarán con obstáculos y verdades, que solo podrán vencer, si realmente están siguiendo su pasión y persiguen su vocación; de lo contrario seguirán corriendo tras sus sueños, no de los tuyos. Deja de pensar que porque esta persona o aquella, comenzó hacer lo mismo que tu es porque quiere dañarte, en realidad, lo que buscan es la manera de ganarse la vida, como lo has hecho tu, aunque ellos crean que el camino es fácil.

Esta lección me ha tocado repetirla varias veces y aún no he podido aprenderla, no es fácil, pero no es imposible. Creo que ya di mi primer paso y es dejarlo ir, saber que va a seguir pasando con una u otra persona, que todo el mundo está tratando de sobrevivir, y otros simplemente de sobresalir, pero es algo que no puedes, ni debes controlar. Nosotros a concentrarnos en los que nos hace felices, nos llena de paz, y nos motiva para seguir adelante. Pensando que entre más personas hagan lo mismo que tu, y lo hagan bien, el entorno resultará el más beneficiado. Regala, comparte y disfruta abundantemente de lo que la vida, con sus virtudes y defectos te ofrece día a día, para vivir en paz y con el corazón pleno.

November 7, 2017

Lizzette Diaz

RELATED POST