Lillyam Hall: Una empresaria con una visión global

January 3, 2018 Comments Off on Lillyam Hall: Una empresaria con una visión global
Por: Lizzette Diaz

Si hay algo que ha desarrollado la empresaria colombiana Lillyan Hall ha sido su olfato para los negocios. Hace nueve años llegó a los Estados Unidos luego de casarse con un ciudadano americano y aunque intentó quedarse en casa, no pudo hacerlo.

Con tres hijos, el último de ellos a punto de terminar su estudios de secundaria, Lillyam comenzó a buscar opciones para continuar con su camino de emprendimiento iniciado en Colombia, en la industria textil a la que estuvo vinculada por 25 años “en esos momentos entró en vigencia el Tratado de Libre Comercio entre Colombia y los Estados Unidos y comencé a buscar opciones de negocios con productos que tuvieran posiciones de ventajas, entre ellos el negocio de las fajas, un tema que no sólo me permitiría ayudar a mucha gente, sino que además conocía perfectamente”, explica esta administradora de empresas, con un carrera técnica en la parte industrial y estudios en escalado y patronaje, entre otros.

“Siempre estuve vinculada al área de producción y logística en el área textil en Medellín. Cuando vi la oportunidad empecé a investigar sobre el tema de importaciones y cómo hacer negocios en los Estados Unidos. El problema era que no sabía inglés y no sabía por dónde empezar así que fui a Brazoport College y me matriculé en un curso que dictaba Small Business Administration (SBA), con quienes encontré todo el soporte que necesitaba, desde la creación de la compañía, hasta la parte contable.

De seis mil dólares a 1.5 millones
Tras largas horas de desvelo, Lillyam finalmente estuvo lista para hablar con su esposo sobre la creación de Caribbean Shapes “él no quería que trabajara, pero al verme tan decidida me dijo ‘aquí tienes $6,000 para que comiences, pero es lo único que te voy a dar para tu negocio’, dos años después ya había vendido $1.5 millones de dólares”.

¿Cómo lo hizo?

Las fajas han alcanzado altísimos niveles de popularidad en todo el mundo, pero además la visión de Lillyam la llevó a husmear un mercado poco explotado hasta el momento con este tipo de productos: el intenet. “Siempre pensé hacer el negocio online, investigué cuáles eran las tiendas más
grandes y cómo podía entrar en ellas hasta encontrar a Amazon. Junto a mi hijo Daniel Felipe y SBA, logramos montar las primeras tres referencias de las fajas. Así nació Caribbean Shapes e impulsamos las Fajas María E. 99% de mis ventas provienen del internet, no solo de Amazon, sino también de E-Bay y mi website, entre otros. La mayoría de mis ventas se realizan en USA, Canadá y Colombia, pero hemos logrado penetrar muy bien en el Reino Unido y Japón. Esto ha sido posible porque me he concentrado en desarrollar productos que satisfagan las necesidades de mis clientas, lo que
quieren, buscan y se sienten cómodas. Gracias a mis estudios de patronaje y al excelente servicio al cliente que ofrecemos, la pagina comenzó a posicionarse rápidamente, respondiendo de manera oportuna y efectiva a estas necesidades”.

El área médica, su gran reto
Lillyam es una convencida que las virtudes terapéuticas que ofrecen las fajas superan con creces las bondades en materia belleza “aunque la faja se ha relacionado con el uso estético porque te moldean y ayudan a recuperar la figura, la verdad es que las bondades médicas que brinda el producto, son inmensamente grandes. Estoy trabajando de la mano con varios médicos quiroprácticos, quienes están recomendando las fajas para sus pacientes porque evita el estrés del músculo”, indica.

Algunas otras ventajas que ofrece este producto a nivel médico son:
– Ideales para las personas que sufren de varices.
– Ayudan a prevenir y corregir la mala postura, manteniendo los músculos y huesos en su lugar.
– Ayudan con problemas lumbares -en el caso de los choferes de camiones son altamente recomendadas.
– Ideales para hacer cualquier tipo de deportes, especialmente en la parte de los tobillos y las rodillas.
– Para las personas que trabajan en oficinas y duran mucho tiempo sentadas, la faja evita que el estómago se distienda.
– En enfermedades incurables como la Miastenia, que es una enfermedad en la que se debilitan los músculos, la faja se convierte en una excelente aliada para controlarla y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Esta son algunas de las razones por las que Lillyam ha iniciado un arduo trabajo educativo y de concientización sobre las bondades de las fajas en materia de salud, más allá de ayudarnos a moldear para sentirnos bien.

Lizzette Diaz

RELATED POST